serrano-header
Agregar a favoritos I Mapa del sitio I Contacto
Plaza Horno, s/n - C.P. 44557 - Tel/Fax: 978 84 91 96

 

Galeria de Prensa de Pablo Serrano

 

A continuación se ofrece una fotografía del registro bautismal de Pablo Serrano, un par de recortes de periódicos y las necrológicas del día de su fallecimiento. El material ha sido proporcionado casi en su totalidad por nuestra amiga y colaboradora Alegría Bielsa. Antes reproducimos unas palabras, amargas, grises y desesperanzadoras, que Don Pablo tuvo para con su pueblo natal en una triste época por suerte ya superada:

"¿Qué es mi pueblo? Una fuente que se seca, una torre de la iglesia que se cae, sin patrimonio de la Iglesia ni del Estado; como sus hombres, también se caen de viejos. Alguna casa de piedra y mortero se hundió de acumular tanta pobreza. Otra, cambió su cara noble y antigua lavada cada año en cal y azul de cielo, por la máscara y cáscara perentoria de horrible arquitectura. Solo queda el aroma de las vidas que se fueron y se van. Los jóvenes mineros son la esperanza, los que desde el agujero respiran humedad y carbón, limpian la cara en la poca agua del pueblo. Y los que vienen, doce o quince niños, en la escuela, con el pecho de incógnito porque el alma interroga y espera y el horizonte es gris. Mi pueblo es sombra de mi mente, rescoldo, piedra lanzada al pijaito. Caldo en casa del Tío Bolos. Pellas de cerdo; panochas deshojadas y colgadas en la baranda de la escalera, pan tostado en la brasa y mojado en aceite de la prensa. Correr en el granero con el caballo grande de cartón. Comer las roscas salidas del horno, que ya se hundió; y los tomates y lechugas lavados en el río. Bañarnos a la luna en la balsa del molino y ver muerto al Manuel del navajazo de otro. La guerra quemó santos y altares y registros bautismales. Quedan los jóvenes mineros, el Michel labrador y los hijos y otros pocos que resisten, que son los verdaderos heróicos hombres de Crivillén, y ahí queda la torre que se cae y la fuente que se seca, pero no falta un geráneo en algún balcón, un perro, y una mano que te ofrece un vaso de vino pisado con el pie cansado de andar y esperar la esperanza..."

 

Registro bautismal

 

 

 

La Crónica de Andorra Sierra de Arcos (enero 2009)

homenaje

 

 

Material Diverso

 

 

 

El Fallecimiento (26 de noviembre de 1985)

 

Pablo Serrano falleció de un paro cardíaco el 26 de noviembre de 1985, según su esposa, Juana Francés, "no llegó a darse cuenta de que se moría". Crivillén había saldado la cuenta pendiente con su hijo predilecto algunas semanas antes y Juana le acompañó cinco años después.

 

 

 

 

..La resolución óptima para su visualización es de 1024 X 768 píxeles
Aviso Legal I Diseño UMC I 2008-2011 Ayto. Crivillén..